EL TRIPULANTE NUMERO 45

Otro misterio aún se encuentra sin resolver sobre el submarino hundido. Se trata del tripulante número 45, siendo que sólo oficialmente se están mencionando 44 tripulantes. Ésta puede ser parte de la respuesta a un enigmático desaparecimiento del que probablemente nunca sepamos la verdad completa, y tal vez sea la causa de que el ARA San Juan haya sido hundido en las condiciones que describí el 21 de noviembre de este año, detalladas en este mismo blog en varios artículos de esas fechas.

Según la tirada de Tarot que realicé ese día 21 de noviembre (citado más abajo), en la intención de saber qué estaba pasando con la desaparición tan misteriosa de la nave argentina y si sus tripulantes aún estaban con vida, junto a ellos apareció un personaje que aparentemente no tenía explicación ni justificación entre la tripulación de un submarino que partió desde Ushuaia directamente rumbo a Mar del Plata en una misión que nunca fue del todo aclarada por la Armada Argentina.

Suena un poco insólito que un submarino salga en perfectas condiciones de navegabilidad al mar a recorrer cerca de 3.000 km para regresar a su base si no tiene una razón específica, como podría ser un retorno a la base con necesidad de ser reparado, lo que descarto porque los Arcanos de la tirada mostraban que estaba en perfectas condiciones de navegar cuando salió de Ushuaia, al igual que lo confirmaron los partes de la Marina.

Además, ninguna falla importante durante el viaje que hiciera sospechar de su hundimiento se manifestó públicamente ni fue transmitida a la base; tal vez el submarino tenía una misión determinada y secreta que los ciudadanos posiblemente nunca conoceremos porque se trate de información muy importante para la seguridad nacional reservada por la fuerza naval.

Lo que puede aseverarse es que los tripulantes fallecieron de inmediato, porque ninguno de los dispositivos que posee la nave para el caso de hundirse con fin de ser detectada su posición, fueron activados. No hubo señales, comunicaciones, balizas, radiofaros, nada; lo que significa que no alcanzaron a darse cuenta de qué los golpeó y que por lo tanto, no llegaron a sufrir.

Si bien es cierto que la tirada me transmite dolor, siento que no corresponde a la angustia de la muerte, sino al desprendimiento de este plano material y a la preocupación por los que los esperaban en puerto al presentir su desesperación cuando se enteraran del suceso.

Me baso en algo que no termina de cerrarme en la interpretación que hiciera ese día 21 sobre la suerte corrida por el submarino, y que puede verse claramente en la imagen del artículo publicado: la presencia de El Sumo Sacerdote entre la tripulación.

Esto señala claramente que entre los tripulantes de la nave se encontraba un pasajero, al menos uno, que no correspondía con su entorno pero con alta capacitación especial y conocimientos que no tenían que ver con las necesarias para la operación natural del buque. ¿El pasajero 45?

Es decir, junto a los cuerpos de los tripulantes muertos en la tirada apareció este personaje que parece no estar relacionado con las funciones naturales del personal a cargo de la nave. Desde el primer momento me pregunté qué significaba la presencia de esta figura representada por el Sumo Sacerdote, cuyo arquetipo señala a una persona mayor, experto en su especialidad, con la autoridad que le da su conocimiento, que posee información y que está dispuesto a comunicarla.

Más características de este tipo de personaje están descriptas para quien quiera conocerlas en detalle en el artículo del 23 de enero, en este mismo blog: LA SABIDURÍA DEL SUMO SACERDOTE http://www.elsenderodelser.com/2017/01/23/la-sabiduria-del-sumo-sacerdote/

Prestemos atención a un detalle que pasó casi desapercibido: el presidente Donald Trump, cuando diera su mensaje de pésame al pueblo argentino en su momento mencionó claramente “los 45 tripulantes” del ARA San Juan, siendo que se nos había comunicado en los noticieros solamente 44 tripulantes, 39 de ellos como personal necesario del submarino más otros 5 que supuestamente estaban aprendiendo funciones de operación. ¿Acaso falta uno?

Rápidamente, los periodistas salieron a corregir la cifra dando la explicación que el presidente de EEUU (nada menos que el mandatario más importante del mundo, como un distraído cualquiera) “se había equivocado”, y se tomó como algo sin importancia pero como yo seguía atentamente las noticias del caso, algo me encendió las luces rojas en el tablero pero sin comprender totalmente el significado de dicho “detalle sin importancia”.

Por supuesto que la inmensa mayoría del pueblo argentino ignora que absolutamente todos los pormenores de cada hecho sucedido en Argentina están siendo monitoreados por EEUU; ellos conocen el altísimo valor estratégico que tiene la ubicación de nuestro suelo, mientras que nosotros, sus habitantes, no le damos ninguna importancia.

Recién ahora, cuando se ha producido el trágico hecho de interés mundial, pareciera que por primera vez, la nación entera y el gobierno despiertan a que poseemos la plataforma continental más amplia y rica del mundo, con la riqueza económica y militarmente estratégica que encierra, que desde siempre ha sido ignorada y desprotegida prácticamente de países piratas y ladrones como China, Japón, España y Korea del Sur, los principales depredadores furtivos de nuestra fauna marina.

Que además, no dejan de poner sus ojos en nuestro petróleo y en nuestra agua dulce antártica. Sin mencionar a los reyes de los piratas, los ingleses, reinando sobre nuestra plataforma continental y sobre nuestras islas Malvinas, con su permanente vigilancia mediante submarinos atómicos navegando bajo nuestras aguas. SUBMARINOS INGLESES EN NUESTRAS AGUAS, sugestiva presencia que puede haber detectado el ARA San Juan con resultados fatales.

Pero la gran mayoría de los argentinos está más pendiente del Mundial de fútbol en Rusia y de los aumentos en los precios del vino y de la cerveza, y no tomamos debida conciencia de que hay petróleo, minerales, y sobre todo, lo más importante, la correspondencia de nuestros límites marinos que determinan una elevada porción de terreno antártico, una de las ÚLTIMAS RESERVAS DE AGUA PURA almacenada en forma de hielos, que existe en el mundo.

Los argentinos estamos dispersos en luchas internas estúpidas y egoístas, como si nos estuviéramos peleando por un caramelo mientras estamos sentados sobre cofres con lingotes de oro que nuestra primitiva ignorancia no es capaz de ver.

Esta es una paradoja más de este país insólito, objeto del estudio de sociólogos del mundo que no pueden entender la mentalidad cruzada de los habitantes de este suelo. Como si los argentinos fuéramos extraterrestres, o poco menos.

No en vano, la conocida cantautora ya fallecida María Elena Walsh, visionaria nativa del Signo de Acuario, sugiriera en una de sus adorables canciones infantiles la existencia del “Reino del Revés”, tal como resultan las cosas en Argentina, donde alguien que comete una falta menor es condenado a años de prisión, mientras que sospechados como asesinos y ladrones multimillonarios de los dineros del Estado son admitidos festivamente como “Legisladores”. Nuestra realidad es incomprensible para el mundo, porque pertenece al Reino del Revés; por supuesto, que así nos va.

También es desconocida para la masa poblacional la importancia vital de la conexión que hubo desde que existen las computadoras, con el país del norte, un mal necesario. Los sistemas operativos y los programas empleados para administrar nuestro país ESTÁN EN MANOS DE EEUU, de forma que ellos conocen, por ejemplo, desde cada mínima transacción comercial bancaria personal que hacemos, hasta cada uno de los movimientos y las bases de datos de nuestras fuerzas armadas. Saben hasta la cantidad exacta de balas de fusil que tenemos, y si Carlitos o Juancito depositó a tiempo o no, la cuota alimentaria de su hijo.

Empresas extranjeras tales como Oracle Corporation, cuya central opera en Redwood City, EEUU (la principal de las empresas que suministran el software) son proveedoras del soft necesario para administrar las bases de datos de nuestras Fuerzas Armadas, la AFI (ex-SIDE), las Fuerzas de Seguridad, el Banco Central y otras tantas empresas de importancia nacional de un calibre semejante.

Es decir, en EEUU se conocen nuestras operaciones ANTES de que sean conocidas por el periodismo y la población argentina, o aún se conocen datos cruciales que los argentinos nunca llegaremos a conocer; esto fue notorio cuando familiares desde EEUU llamaban por teléfono a sus parientes preocupados por el golpe militar, que ya en EEUU se conocía mientras que en Argentina aún no se había producido.

Esto también lo prueban sus informes sobre los movimientos de drogas, lavado de dinero o sobre corrupción en los medios políticos y empresariales. Lo que para la enorme mayoría del pueblo es y será desconocido, para ellos simplemente figura en una pantalla de computadora.

El proceso de vinculación es sencillo: cuando los técnicos argentinos no pueden resolver determinado problema que se haya producido en cualquiera de estos programas informáticos, simplemente llaman por teléfono a EEUU y desde allá se toma el control de nuestras computadoras y se resuelve allí.

Esto, representa nada menos que una dependencia absoluta de forma que nuestro país puede incluso llegar a incendiarse si desde EEUU no se dignaran levantar el tubo del teléfono cuando solicitamos ayuda porque se colgó el sistema que administra el Banco Central, la Policía o la defensa nacional, o lo que sea.

Mientras tanto, la inconcebible estupidez, la tremenda soberbia y la ignorancia suicida de sectores “revolucionarios” de nuestro país pretenden convencer a los argentinos inadvertidos que Argentina puede vivir aislada del resto del mundo, siendo que de esa forma volveríamos a vivir en la Edad de Piedra, sufriendo los mismos destinos, el hambre, la enfermedad y la miseria que actualmente padece la población Venezolana, por ejemplo.

Y esto se produciría simplemente si nuestros “amigos” del país de norte decidieran no atender nuestras llamadas por teléfono. Así de débiles y entregados estamos; cualquier país del entorno podría adueñarse en un santiamén de nuestro suelo, si tan solo se le antojara hacerlo, porque no tenemos con qué defenderlo, y lo más lamentable es que ellos lo saben. Estamos por ahora viviendo de prestado en nuestra propia tierra.

Por eso, si el presidente norteamericano dijo que los tripulantes eran 45, PUES 45 ERAN, sin duda. ¿Fue un descuido, una señal o bien una advertencia como queriendo decir “muchachos, nosotros LO SABEMOS TODO SOBRE USTEDES”? Y mi tirada de Tarot, muestra claramente la presencia en el submarino de alguien con muchos conocimientos especiales y que sabía perfectamente sobre cierta realidad que a “alguien” no le convenía que se supiera.

¿Hubo inteligencia extranjera para señalar a dicho personaje abordando el ARA San Juan? Muy posiblemente. Lo que queda definitivamente en claro es que esa nave no debía regresar a Mar del Plata, al costo que fuese.

Algo más doloroso aún: tal vez dicha presencia fue el justificativo para que el submarino nunca llegara a puerto. ¿Puede que se hizo necesario torpedearlo y enviarlo al fondo del abismo para que ciertos conocimientos o documentación secreta se fuera al fondo del mar, en cuyo caso, los otros 44 tripulantes fueron sólo considerados como un necesario “daño colateral” sin mayor importancia? En otras palabras, en el caso de que esto fuera así, nuestros héroes murieron porque sólo estaban en el lugar equivocado en el momento equivocado, junto a la persona equivocada con la información correcta.

Por otro lado, surgen ciertas preguntas necesariamente: las flotas extranjeras que llegaron a nuestras aguas ¿Vinieron a ayudarnos generosamente, gastando cientos de millones de dólares sólo por solidaridad, o estaban determinados a descubrir o por el contrario a verificar que permanecieran ocultos los pormenores del hecho? ¿La Marina de EEUU y la de Rusia, las más poderosas del mundo FRACASARON en detectar la ubicación del submarino argentino?

Además ¿Se fueron a casa muy tranquilamente tras verificar que los máximos adelantos tecnológicos del mundo NO FUNCIONARON en la búsqueda de un inmenso trozo de metal apoyado sobre la superficie del mar?

Esto, en el caso de verificarse a ciencia cierta que sus modernísimos instrumentos y equipo no estuvieron a la altura de las expectativas… ¿Los hizo volver a casa con el rabo entre las patas decididos a tirar a la basura miles de millones de dólares siendo que se trata de lo más moderno en el mundo en cuanto a tecnología de avanzada?

¿Dejaron en evidencia ante sus enemigos, su ineficacia, su debilidad, y resignadamente arrojaron por la borda su prestigio a nivel mundial en un momento en el que existe alerta roja ante la amenaza de una guerra atómica con Korea del Norte? ¿Alguien que pueda pensar un poco puede creer que esto sea posible?

Tal vez algunos desmemoriados o ingenuamente despistados (o tal vez por ser demasiado jóvenes) no recuerden o no sepan que durante la Guerra de las Malvinas contra los británicos, la logística satelital y el armamento fueron provistos por EEUU mientras que G. Bretaña proveyó solamente sus mercenarios.

Tal conflicto en esa ocasión les vino como anillo al dedo para poner a prueba sus adelantos en un teatro de operaciones REAL, similar como ahora presenta el submarino hundido. Una vez más los muertos argentinos les fueron útiles como conejitos de Indias, mientras irónicamente, los argentinos sostenemos que la carne argentina es la mejor.

De ese modo, en aquel entonces, ellos verificaban la eficiencia de sus detectores infrarrojos desde los satélites a tal grado que se dio la orden a la tropa argentina que nunca se agruparan más de dos soldados a fin de que su radiación calorífica no fuera detectada por los satélites norteamericanos con visión infrarroja, y la perentoria obligación de NO ENCENDER FUEGO ALGUNO para calentarse a fin de no señalar satelitalmente las posiciones de las tropas argentinas, puesto que de inmediato las coordenadas serían transmitidas a los buques ingleses de los cuales partían misiles dirigidos hacia exterminar puntualmente cualquier presencia enemiga, o sea, las tropas argentinas.

Una nueva epopeya de David contra Goliath, y sin embargo, al decir de Jeremy Moore, el general inglés a cargo de la operación, “los argentinos casi nos ganaron la guerra a fuerza sólo de corazón”. Los soldados argentinos y su valentía sin límites se ganaron el respeto de los mercenarios ingleses cuando éstos comprendieron que luchaban contra niños inexpertos a los que no les importaba jugarse la vida, y muchas veces, les perdonaron la vida porque comprendieron que solamente estaban haciendo con los argentinos una práctica de tiro al blanco.

Esto es terriblemente doloroso: cada fusil americano provisto a los ingleses poseía una mira de visión nocturna llamada Amplificador de Luz Estelar, por lo cual, los ingleses siempre atacaban de noche; ex-combatientes argentinos luego me contaron que estando ocultos de noche a oscuras en la trinchera, de pronto sentían un golpe y su compañero a su lado, caía abatido por una bala que había partido de no se sabía donde… ¿Puede alguien imaginar el terror al que estuvieron sometidos en la oscuridad sin saber si ellos serían el siguiente? ¿Puede alguien no enloquecer tras vivir semejante experiencia?

Alguien se preguntará ¿Cómo sabe este hombre sobre esto? Pues bien, en aquella época algunos de mis alumnos fueron citados para ir al combate y luego, de primera mano en conversaciones con los pocos que regresaron, me enteré de acontecimientos insólitos que fueron callados por los periodistas y por la información de los mandos militares de la época.

Indignado y entristecido, lo único que pude hacer en ese momento fue reenviar a Inglaterra, en señal de repudio, mi Certificado Cambridge en idioma inglés que utilizaba como aval para trabajar como profesor de inglés, y luego de eso, cambiar necesariamente de trabajo.

Algunos ex-combatientes me confiaron que fueron mejor tratados en el transatlántico Camberra luego de la rendición, que por sus propios camaradas argentinos al mando de las operaciones; que no podían creer que sus captores, sus malditos enemigos, los trataran con semejante hospitalidad.

No está resultando distinto esta vez. Hay secretos que no sabremos, porque serán ocultados como mal menor. El ARA San Juan no fué torpedeado por antojo, ni por un loco que decidió practicar tiro al blanco; ¿Acaso se trató de un acto de guerra silenciado por ambas partes?

Tal vez sea que no se puede permitir que la población conozca los detalles por una simple razón: no es posible admitir un acto de guerra efectuado por una potencia extranjera porque en tal caso nuestras Fuerzas Desarmadas no estarían en condiciones de ningún movimiento defensivo. No se puede defender el suelo patrio con el escaso y obsoleto armamento de la Segunda Guerra, y no se trata hoy sólo de poner corazón e ir a una muerte segura.

Esto no es porque las fuerzas carezcan del material humano apropiado, tal como tampoco sucedió en Malvinas, sino porque sus cuarteles han sido exprofeso desarmados y desmantelados por gobiernos antipatrias que favorecieron convenientemente de ese modo el caos, la inseguridad y el impune tráfico de drogas con el que hoy debemos enfrentarnos, prácticamente desarmados.

Esta política perversa e intencional de desarme y abandono, a mi criterio personal, constituye un acto claro de traición a la Patria, pero en el Reino del Revés, no le entregan el carnet de conducir a un ciudadano que tenga multas de mal estacionamiento pero sí pueden ser aceptados como Legisladores, algunos personajes responsables de ello que tienen cientos de causas penales sin resolver.

Volviendo al mencionado “pasajero 45”, el Sumo Sacerdote, las preguntas obligatorias son: ¿Qué motivos lo llevaron a abordar el submarino? ¿Fue para verificar la existencia de algo bajo las aguas? ¿Qué secreto llevaba consigo el ARA San Juan que motivó su hundimiento a causa de la explosión que ví claramente mostrada en la tirada del 21 de noviembre, dos días antes de que fuera reconocida por el periodismo una vez comunicada por la CTVTO, la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares? Puede verse detalladamente en el artículo: ¿QUÉ PASÓ CON EL A.R.A. SAN JUAN…? http://www.elsenderodelser.com/2017/11/22/que-paso-con-el-a-r-a-san-juan/

Tal vez algún día lo sepamos, pero no va a ser ahora; por el momento, el asesinato de los 44 héroes y del pasajero 45 (o de los pasajeros anónimos) quedará sin resolver, porque no está en manos argentinas encontrar los porqués de esta tragedia; en pocas palabras, Argentina no puede obtener pruebas porque no tiene con qué hacerlo.

Solamente los Servicios de Inteligencia argentina posiblemente conocen los motivos verdaderos, y lógicamente, permanecerán callados por protección a nuestra nación indefensa que no está en condiciones de acusar a nadie por violar sus fronteras y asesinar a sus marinos; porque como decía mi abuela ya fallecida, sería peor el remedio que la enfermedad.

Por otra parte, una segunda interpretación también válida de la tirada es que la búsqueda (El Loco derecho) dará resultado (El Sumo Sacerdote derecho) más tarde pero no se entenderán las razones ni lo que pasó realmente (El Juicio invertido) así como será imposible rescatar a sus tripulantes, y por supuesto, tampoco se encontrarán las pruebas de lo que realmente sucedió.

Muy doloroso, sumamente angustiante, transmitiendo una enorme carga de impotencia, pero lo más aconsejable por ahora, es aceptarlo calladamente para que más tarde tal vez se pueda comprender cual fue el secreto político/militar que se llevó consigo al fondo del mar al ARA San Juan y el misterio de la presencia del Sumo Sacerdote, el mencionado tripulante número 45.

El Sendero Del Ser. Bendiciones. Leo

Suscribiéndote al blog (sólo nombre y casilla de mail) recibirás de inmediato cada artículo que se postee en el mismo y así podrás decidir si te interesa y al clickear en el mismo te llevará directamente al blog para leerlo.

Si te ha resultado de interés este artículo puedes compartirlo libremente en tus redes sociales citando la fuente de origen (botones inferiores), o bien, compartir el enlace al blog: www.elsenderodelser.com a tus amigos y a quienes puedan interesarles los temas tratados.

www.elsenderodelser.comwww.profesorleo.com.arprofesorleonqn@gmail.com

 

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Realizado por Viviana Espín Ibarra. Diseño y Desarrollo Web.