¿CONOCES EL PODER SECRETO DE LAS PIRÁMIDES?

Mucho se ha opinado sobre las Pirámides, pero como comprenderás después de leer esta publicación, la mayoría son meras suposiciones o falsas especulaciones respecto de ellas. Para comenzar, no fueron construídas por esclavos sino por seres híbridos (humano-ET) que conocían las artes de la levitación y la forma de contrarrestar la gravedad terrestre.

La prueba de esto es la absoluta perfección con que han sido construídas, su orientación y sus medidas exactas. Hoy se conoce que algunos bloques de la mayor tienen una temperatura distinta hasta seis grados con sus vecinos, y que en lugar de cuatro lados, tiene ocho; aún no se ha descubierto el porqué.

En este artículo describo aspectos desconocidos a nivel popular, conocimientos que están restringidos y sólo pueden obtenerse de tratados especiales sobre el tema.

En ciertos grupos secretos y sectas espirituales se trata con profundidad el secreto de las Pirámides, parte de lo cual trataré de describir lo más fielmente posible, dado que hay muchas versiones totalmente erradas que han confundido ex-profeso a la Humanidad.

De esta manera es común que muchas personas, fascinadas por las formas piramidales, buscan emplear su poder sin saber a lo que se arriesgan al no ser expertos conocedores de los principios de vida de estos seres Elementales.

Menciono expresamente “principios de vida” puesto que las Pirámides no son meramente una forma geométrica como vulgarmente se considera sino que son criaturas muy complejas QUE TIENEN INTELIGENCIA Y VIDA PROPIA.

Muchas veces, koboltizan o habitan dentro de una forma piramidal, cuerpo de cuatro caras formadas por cuatro triángulos y una base cuadrada, siendo las manifestaciones externas que provocan, confundidas con “accidentes” como ser incendios, enfermedades, hechos violentos y locura o muerte en ciertas personas víctimas de sus procesos energéticos.

Las Pirámides son seres vivos del Reino del Elemento Fuego, más específicamente integrantes de la Tribu Sutil-Fuego-Burdo-Tierra, “parientes cercanos” de las Gárgolas (en este mismo blog: ¿LAS GÁRGOLAS SON DEMONIOS? http://www.elsenderodelser.com/2015/11/24/las-gargolas-son-demonios/), las Esfinges, las Quimeras y los Grifos, que también son seres Elementales de Fuego pero que por el contrario, son Criaturas protectoras.

Hay que dejar bien en claro que muy raramente estos seres de Fuego pueden ser domesticados o reducidos a servidumbre debido a su característica independencia de carácter, salvo en contados casos en que ciertos espiritualistas iniciados en estas artes, han logrado efectuar el ritual apropiado y secreto para ello, en ese caso logrando sus servicios especiales y mágicos, tal como lo describo en el artículo mencionado más arriba.

Por lo tanto, una Pirámide no puede ser sometida por un ser humano común sino por el contrario, ella se servirá a su antojo de la energía vital de esa persona, absorbiéndola hasta secarla por completo y hasta llevarla a la muerte. Las Pirámides pueden tanto habitar un cuerpo, o bien mantener una existencia y un efecto separado de cualquier objeto.

Recordemos que las Pirámides no son objetos, sino criaturas vivas con poderes especiales.  La esencia de estos Seres de Fuego, siempre se basará en que como todo integrante del Reino Fuego, necesitará para su subsistencia de una fuente de alimento, que suele ser no solamente el calor de una llama sino que preferentemente, son capaces de absorber la energía de vida de los seres que los rodean.

Análogamente a lo relatado en mi libro “Tierra de Duendes” que describe a ciertos Elementales habitantes de la cordillera neuquina y rionegrina de Argentina, respecto de “Bolas de Fuego”, “Basiliscos” y otros integrantes de esta Tribu energética, las Pirámides pueden koboltizar, es decir habitar formas geométricas naturales o artificiales con tal que posean cuatro lados triangulares y una base, o bien, mantenerse en su estado natural cuya apariencia es nebulosa, estática y burda.

Necesitan permanentemente de alguna fuente de energía, la que las mantiene con vida e incluso, si el calor es suficientemente elevado, pueden generarse espontáneamente tomando parte del mismo.  De allí que las zonas volcánicas (Como el área de Caviahue-Copahue, por ejemplo) donde reinan temperaturas elevadas durante todo el año sean las preferidas de estos seres de Fuego.

Se encuentran muy vinculadas con las Salamandras, otros seres de Fuego con vida propia, que suelen habitar en las estufas conocidas por las personas como “salamandras”, siempre que los relieves exteriores de estas estufas estén bellamente labrados con formas agradables a estos seres de Fuego.

Cada vez que se construye físicamente una forma piramidal, la misma puede atraer a uno de estos seres, ya sea a una Pirámide o a una Salamandra, cuyos modos de vida son muy similares: necesitan energía para sustentarse.

La víctima sometida a la vampirización de estos seres de Fuego, al tiempo se siente decaer, entra en depresión, su cuerpo se va envejeciendo, sus articulaciones se endurecen porque estos seres de Fuego drenan energía nerviosa, sexual y mental.

Las personas sometidas a su influencia en sus alrededores solamente pueden sobrevivir a costa de ingerir alimentos en cantidades de dos a tres veces su necesidad normal para compensar los drenajes de las Pirámides o las Salamandras.

En algunos casos, estos seres de Fuego, dado que poseen inteligencia, se las arreglan para vampirizar a sus víctimas reconociendo el límite en que podrían morir y permitiéndoles seguir vivos pero como huéspedes que siempre serán drenados en su energía vital al límite de sus fuerzas.

Por fortuna en mi caso, habiendo sin darme cuenta construído una pirámide sobre mi casa, fui advertido energéticamente que moriría si permanecía en dicho entorno y pude reaccionar a tiempo.

Sin embargo, recuerdo que tanto las plantas como los animales que permanecían en el recuadro de la base, bajo la influencia piramidal mostraban serios problemas de supervivencia, hasta que las circunstancias se conjugaron para que yo desarmara la pirámide que sin tomar conciencia, había armado para sustentar una torre de 30 metros de altura para mis equipos de radioaficionado.

En cierta ocasión dentro de mi casa se generaron incendios sin explicación; dado que soy experto electricista desde los 20 años, era prácticamente imposible que las instalaciones eléctricas de la casa pudieran dar lugar a accidentes, porque estaban hechas a expresa conciencia dado que yo mismo las había construído para mi uso familiar.

Regresando a la Pirámide, este ser puede generarse espontáneamente desde el momento en que se construye la forma y la cúpula de la misma termina de ser realizada.

La explicación física para que esto se produzca, es la reberberación de energías vibracionales que resuenan dentro de la forma, que se van realimentando hasta alcanzar el nivel apropiado como para generar al ser de Fuego, o bien, puede bastar con un fuego encendido bajo los límites de la estructura, o bien que se ubiquen en ella personas, una familia o un grupo cuyas energías resuenen.

En Física se estudian mediante complejos cálculos matemáticos los “resonadores amplificadores de ondas” que han sido optimizados y son utilizados en naves espaciales de alta tecnología de origen extraterrestre; el LASER es una pequeña muestra de este fenómeno, también tecnología cedida por ET al gobierno de EEUU. No estaba equivocado Galileo, cuando expresó que “el Universo está escrito en clave matemática“.

La explicación de que las hojitas de afeitar se afilen “solas” al instalarse bajo una pirámide consiste en que la resonancia de energía dentro de la pirámide, aún más concentrada a un tercio de su altura donde parecería situarse su “corazón” o centro vital, refuerza la tendencia de los átomos del acero para que se alineen en forma de filo (piramidal).

Esto se comprueba leyendo los principios de Física en cualquier texto; por razones de la atracción de las cargas eléctricas ionizantes, las que se multiplican en sus efectos en los extremos y los filos. Estas cargas alteran la constitución molecular exterior y regeneran los filos de las hojillas metálicas.

Ciertas formas geométricas hacen que la energía oscile y resuene, produciendo la realimentación positiva necesaria para que dichas ondas se amplifiquen, lo que al lector le puede sonar algo incomprensible, sin saber que emplea este fenómeno desde que nació, tal como en sus conductos del oído, por ejemplo. Lo mismo sucede en los ángulos de la forma piramidal.

Un pulso de energía puede llegar a amplificarse reforzándose a sí mismo por múltiples reflexiones (principio en que se basa el refuerzo de las ondas de luz en el rayo LASER), y algo similar es lo que sucede en la forma piramidal, aunque con efecto contrario manifestado en el punto situado a un tercio de su eje central: la “vida” del ser de Fuego se mantiene porque absorbe en ese punto esta energía para su subsistencia .

También la energía sexual humana será el detonador para generar esta manifestación, debido a la intensidad y sutilidad alcanzada durante el orgasmo. Toda la energía resuena y se acumula de forma tal que será amplificada por la pirámide física hasta generar dentro de ella al ser de Fuego.

La Elfología (La Elfología es una Ciencia Sagrada por medio de la cual se estudia a los Poderes Vivientes de los 4 Elementos: el Fuego, el Agua, el Aire y la Tierra) considera a este Fuego como en el máximo de su pureza, es decir una radiación que no puede ser vista por el ser humano –sí por algunos animales- y sin embargo, quema y consume, es decir que está dirigida hacia el espectro más elevado del Ultravioleta, como en el caso de la radiación atómica o de la generación de plasma de la soldadura eléctrica.

De esta forma, la Pirámide posee poderes sutiles que la mantienen con vida e inteligencia como para conseguir vampirizar energía y subsistir mediante ella. No existe perversión en este proceso, la Pirámide consume energía tal como una cabra come pasto, simplemente para alimentarse.

Cuando no lo logra mediante sus mecanismos estáticos, o bien lo obtenido no satisface sus necesidades vitales, generará incendios en equipos eléctricos de forma tal que se produzca el drenaje energético suficiente para su subsistencia.

La Pirámide genera un campo de absorción dentro de sus límites de base, es decir que al contrario que el principio difusor de una antena que irradia, ella absorbe toda la energía de su entorno al crear un vacío de anulación energética que se apodera de esa energía vital y la utiliza para mantenerse con vida.

Ciertas personas, sin tener una idea cabal del riesgo que corren, construyen una forma piramidal y se introducen voluntariamente en su interior durante un tiempo del día, manifestando que pueden meditar más fácilmente y que luego se sienten calmadas y con facilidad para conciliar el sueño, sin darse cuenta de que estos efectos se deben a haber sido vampirizados por la Pirámide, que les ha quitado un exceso de energía emocional no canalizada funcionalmente que los mantenía nerviosos y con dificultad para dormir.

La Pirámide es entonces, resumiendo, una criatura ígnea que para subsistir necesita alimento tal como un fuego que se extingue si no es constantemente mantenido mediante el combustible apropiado; tomará energía de su alrededor de toda criatura viva que se exponga dentro de su campo de acción.

Un trozo de carne, por ejemplo, será secado rápidamente y convertido en una masa dura como el conocido “charqui” indígena que era carne deshidratada y secada con sal para que ésta absorbiera la humedad, sin descomponerse para ser conservada, y utilizada en un futuro re-hidratándola; la materia se conserva porque la energía residual es retirada.

He aquí el porqué los egipcios enterraban a sus faraones en pirámides, a fin de que sus cadáveres momificados fueran deshidratados rápidamente sin descomponerse para que luego, si el alma decidiera volver a la vida, encontrara el cuerpo momificado sin haber sufrido ninguna corrupción de sus órganos vitales.

Muy pocas personas conocen este secreto: las Pirámides son vampiros que roban vida, son los perfectos asesinos silenciosos que hasta ahora han disfrutado de absoluta impunidad. Para que ellas puedan vivir, todo a su alcance debe morir.

Cuando Napoléon, luego de invadir Egipto permaneció totalmente solo en la Cámara del Rey en la Gran Pirámide durante varias horas, salió muy conmocionado pero se negó a comentar lo que había sucedido allí adentro llevándose ese secreto a la tumba.

Por ejemplo, los incendios forestales a veces son iniciados por algunos de estos seres de Fuego que  provocan la combustión como medio de subsistencia (la “Bola de Fuego” mencionada en Tierra de Duendes), cuando la temperatura ambiente lo favorece.

Durante el frío del invierno, estos seres “hibernan” o sea, se “duermen” en espacios cerrados bajo tierra, que es un excelente aislador térmico, a fin de conservar el calor mínimo como para subsistir hasta que lleguen los calores del verano.

La absorción (vampirización) de energía de las Pirámides primero se concentra en la energía sutil y vital de los seres vivos, y cuando ésta ya no se encuentra disponible, su instinto de supervivencia las lleva a drenar energía de menor vibración de los equipos eléctricos que terminarán destruidos generando incendios como describo en el libro mencionado, ocurrido en instalaciones de una sala de transmisión de radio de un edificio municipal en la ciudad de La Plata (Prov. de Buenos Aires ) donde nadie supo explicarse cómo se incendió espontáneamente. Falta agregar que en el techo tenía una pirámide cuadrangular armada para sostener las antenas en su azotea.

La Pirámide vibra permanentemente en una frecuencia de vida como cualquier otro ser vivo, pero para que su vida pueda continuar, generará un campo de muerte bajo su zona de influencia y por eso, en aquellos años, aún cuando yo regaba cuidadosamente todos los días, me era imposible hacer crecer el pasto bajo la pirámide de mi casa mientras que fuera de la pirámide crecía hasta límites molestos necesitando cortarlo todas las semanas.

No lo sabía, pero en ese entonces yo también estaba siendo vampirizado por una Pirámide, y ni sospechaba que mis días estaban contados por permanecer bajo ella; de allí el agotamiento anímico y físico que sufría a pesar de horas de sueño permanente.

También mi relación de pareja comenzó a deteriorarse gradualmente después que armé la pirámide para la torre, hasta terminarse sin explicación; la “vida” de una pareja armoniosa se convirtió en desacuerdos y discusiones sin motivo aparente, porque “existía un silencioso e invisible tercero en discordia” que se encargaba de vampirizarla.

Mis perras, dos ovejeras alemanas, en ese tiempo acostumbraban a situarse a ambos lados de mi cuerpo, apoyadas en mis piernas, para brindarme energía cediendo sus fuerzas a fin de que yo pudiera resistir; fue en esos momentos que me pareció recibir su mensaje: que abandonara ese lugar porque de continuar así, mi fin estaba cerca.

Lo supe de pronto, como si ellas me hablaran, en el silencio del parque ¿Comunicación con mis mascotas? Otra prueba más del amor incondicional de los animales, que han sido puestos sobre la Tierra para cuidar del ser humano; ellas también sufrían la vampirización de la Pirámide, pero sin embargo no dudaban en ofrecerme su propia energía vital para ayudar a la mía. Mis dos amores inolvidables; aquí dejo mi reconocido homenaje y agradecimiento.

He observado edificios con cúpulas, techos o formas piramidales, que por ignorancia de sus arquitectos, representan un peligro constante para las personas que se encuentren bajo dichas estructuras.

Casi con seguridad nunca te has preguntado por la razón de la pirámide que está representada en el billete más común en EEUU, el de un dólar; representa un símbolo Illuminati, en la cúspide de la cual se sitúa “el ojo que todo lo ve, el Ojo de horus” y como te darás cuenta, no es para brindarte “suerte y energía” como indica el mito popular, sino, por el contrario para quitártela en favor de sus constructores.

Como ejemplo tenemos el Luxor Hotel de Las Vegas (foto superior), donde además de habitaciones hay casualmente un casino importante; esta construcción drena las energías y el dinero de sus visitantes… ¿En favor de quienes?

Para terminar este artículo que probablemente te haya sorprendido, a partir de ahora, ya tienes aviso sobre el peligro de las pirámides que pueden albergar Salamandras o Pirámides, y dispones de un conocimiento reservado de suma utilidad sobre lo que las pirámides significan, de mano de alguien que vivió la experiencia y casi no sobrevive a ello.

El Sendero Del Ser. Bendiciones. Leo

Suscribiéndote al blog (sólo nombre y casilla de mail) recibirás de inmediato cada artículo que se postee en el mismo y así podrás decidir si te interesa y al clickear en el mismo te llevará directamente al blog para leerlo.

Si te ha resultado atractivo este artículo puedes compartirlo libremente en tus redes sociales citando la fuente de origen, o bien, comparte el enlace al blog: www.elsenderodelser.com a tus amigos y a quienes puedan interesarles los temas tratados.

www.elsenderodelser.comwww.profesorleo.com.arprofesorleonqn@gmail.com

 

 

 

 

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Realizado por Viviana Espín Ibarra. Diseño y Desarrollo Web.