¿HAY ALMAS NO HUMANAS ENTRE LOS HUMANOS?

La materia física humana, es decir, los cuerpos de los seres humanos, representa una vía de experimentación y vivencia muy apreciada por muchos seres que tienen vida y que no necesariamente son almas humanas, pero que desean el aprendizaje en estas 3D tal como lo hacen las almas humanas encarnadas en cuerpos de seres humanos.

Y por tener el derecho a que se dé satisfacción a su aspiración, les es permitido incursionar dentro de esta Matrix, que nosotros consideramos como “nuestra” y exclusiva, tal como una nación se apodera de un territorio y luego de varias generaciones expresa “ésta es mi tierra y la defenderé con la vida”, siendo que la superficie del planeta no puede conquistarse, ni venderse ni comprarse; por esta equivocada conducta humana es que la Tierra se está rebelando cada día con mayor evidencia. La Tierra es nuestro hogar momentáneo, no nuestra posesión.

Entre estos seres encontramos Elementales, seres extraterrestres, intraterrenos, y de otras Dimensiones interpenetradas con las nuestras. Pareciera que vivir como un humano trae consigo una serie de experiencias y aprendizajes particulares, sobre todo en el contenido emocional que normalmente el ser humano trae consigo, y que no está presente en todas las especies. Este contenido emocional es completamente desconocido en otras tribus no humanas y es sumamente interesante para ellos el desafío de poseer emociones, experimentarlas, comprenderlas y eventualmente lograr su control.

Muchas razas ET no entienden bien el mecanismo que rige las emociones humanas, dado que para ellos parece que las emociones se desatan en el ser humano en forma caótica, aleatoria, inesperada e insensata. A veces estas razas, en su natural deseo de comprensión de la vida en general, deciden dar el paso hacia la raza humana, pero sin dejar de lado sus condiciones ya adquiridas.

Nosotros, como seres humanos, muchas veces nos sorprendemos al encontrar individuos distintos, que parecen no tener los mismos parámetros que la gente normal. Puede que les llamemos psicópatas, desalmados, enfermos, locos, porque su comportamiento es completamente distinto y en ocasiones, estos individuos se encuentran en sus primeras fases como alma, en cuanto a interpretar las vivencias del alma humana.

Sin embargo, para ellos, su propio comportamiento es normal y no puede pretenderse que manejen los códigos emocionales dado que justamente es eso lo que han venido a aprender. Sería como pedirle a un estudiante de medicina de primer año que sea capaz de dar un diagnóstico certero de una enfermedad compleja, tal como lo haría un profesional experimentado.

Esto contiene cierto mensaje de humildad, dado que tenemos la tendencia a juzgar a todos aquellos que no se comportan de la misma manera que la mayoría de nosotros, la mayoría social a la que llamamos “normal” y por lo tanto les exigimos a estos seres en el camino del aprendizaje, una manifestación similar a la promedio que los seres humanos muestran.

Posiblemente, si estos seres “distintos” nos juzgaran con referencia a ciertos conocimientos y desarrollos que sus razas poseen debido a sus millones de años de existencia, nosotros no podríamos igualar ni por lejos sus parámetros y sus habilidades.

Existen distintas razas que encarnan en cuerpos humanos a fin de vivir la vida como humanos y comprender la magia de esa experiencia. Ellos manifiestan cierta renuencia natural, o resistencia a hacer las cosas del mismo modo tradicional al que estamos acostumbrados, y esto es muy interesante desde el punto de vista del aporte en conocimiento y oportunidades de desarrollo que esas variaciones significan para la raza humana.

Un ejemplo de ello podría ser cierto grado de homosexualidad, incomprensible para una raza que originalmente no está dotada de ejemplares de distinto género, y que no hace diferencia entre masculino y femenino sino que al habitar un cuerpo humano, se deja llevar por un impulso que desconoce y que se manifiesta como sexual.

¿Cómo explicarle a ese ser que acaba de incorporarse físicamente en un cuerpo humano, que para nuestra sociedad, es necesaria la unión física entre el hombre y la mujer a fin de realizar la procreación? ¿Cómo enseñarle la diferencia, que para la mayoría de nosotros es tan evidente? ¿Cómo condenar el desconcierto que le provoca que le señalen que esto está correcto y aquello no?

Estas “personas” encarnadas en un cuerpo humano suelen olvidar concientemente sus aprendizajes anteriores en el momento del nacimiento, pero de ninguna manera sus potenciales inconscientes aplicados durante milenios se desactivan, de modo que se han dado casos en los cuales la “persona” no sabe cómo fue que bajo determinadas circunstancias, logró expresar comportamientos que nosotros llamaríamos “paranormales”.

Muchas veces, en forma inconsciente aparecen liberadas estas capacidades, sobre todo en casos de peligro en el que el individuo se desconecta momentáneamente de su conciente. Los humanos también hacemos eso, nos desconectamos momentáneamente en casos de accidentes, por ejemplo, luego de los cuales la persona no logra recordar qué fue exactamente lo que pasó.

Más exactamente, el alma se aparta a fin de que la experiencia no sea tan traumática y logre deformar su estructura natural. Terribles deformaciones a niveles de cuerpos superiores se ocasionaron luego de las explosiones atómicas en Japón, durante la Segunda Guerra. Es curioso que algunas personas, luego de superar un acontecimiento que les ha provocado terror, suelen decir, sorprendidas: “Me volvió el alma al cuerpo”

Yo personalmente he observado personas a punto de estrellarse, mostrándose impávidas e indiferentes mientras era evidente que al siguiente instante iban a tener un accidente, siendo que en otras condiciones, podrían haber reaccionado aunque sea apretando el freno del automóvil, tan sólo por reacción o reflejo condicionado. Pero no, se bloquearon emocionalmente y dejaron su cuerpo librado a la experiencia por la que era necesario que pasaran. Por eso las emociones representan un misterio y despiertan enormemente la curiosidad de otras especies no humanas, que las desconocen justamente porque no las poseen.

Volviendo a estas “personas” no humanas dentro de un cuerpo humano, en esos momentos son capaces de reaccionar empleando poderes desconocidos para nosotros y muy naturales para ellos, y como ejemplo de esto, Internet está lleno de videos (Youtube) inexplicables desde el punto de vista humano.

Muchas veces, tanto extraterrestres como genios, duendes, hadas y otros Elementales, deciden vivir la experiencia humana; y cuando vemos que no responden a nuestros mismos parámetros de vida, notamos que hay algo diferente y nos alejamos manifestando una condena social porque ellos aún no han aprendido plenamente, justo aquello que es lo que han venido a aprender.

Generalmente estas “personas” manifiestan su disgusto por tener que pasar por situaciones que para los humanos comunes son naturales, o a veces, quedan en callada reflexión, inmóviles, presenciando mentalmente imágenes fugaces de sus antiguos hogares y condiciones de vida.

Extrañan a sus hermanos de especie, con lo que nosotros como humanos llamaríamos “un dolor sordo e irremediable” que ellos manifiestan en un descontento que los estresa sin que siquiera comprendan porqué.

En ocasiones, hasta manifiestan no encontrarle sentido a la vida humana, tal como la vivimos los humanos, o también, suelen decir que sienten que su hogar está en las estrellas y no en este planeta. Muchos desvíos en su conducta que nosotros consideramos antinaturales, se producen por esta causa.

Cuando salimos a la calle, vemos una multitud de personas haciendo sus quehaceres humanos y por lo tanto, damos por sentado que todos son humanos, que todos sienten como humanos y que por lo tanto, todos reaccionarán como humanos, sin saber lo equivocados que estamos al juzgar tal situación.

Esto, lejos de asustarnos, debería hacer que sintiéramos un inmenso amor por toda la creación, por el resto de la especia humana, por los animales, por los vegetales, por todos los otros que no son humanos, ya sea Elementales, extraterrestres o especies que conviven en nuestro planeta y otros que no necesariamente son de nuestra misma dimensión, apariencia o condiciones.

Sería muy interesante que cada uno buceara en su interior para descubrir qué siente cuando contempla a su alrededor que hay almas no humanas en otros cuerpos humanos, y que sin ser sus hermanos de especie, también tienen vida, también tienen el derecho divino de existir y están en un camino paralelo de evolución al nuestro, y que también son parte del TODO, tal como nosotros nos consideramos.

El Sendero Del Ser. Bendiciones. Leo

Suscribiéndote al blog (sólo nombre y casilla de mail) recibirás de inmediato cada artículo que se postee en el mismo y así podrás decidir si te interesa y al clickear en el mismo te llevará directamente al blog para leerlo.

Si te ha resultado atractivo este artículo puedes compartirlo libremente en tus redes sociales citando la fuente de origen, o bien, comparte el enlace al blog: www.elsenderodelser.com a tus amigos y a quienes puedan interesarles los temas tratados.

www.elsenderodelser.comwww.profesorleo.com.arprofesorleonqn@gmail.com

 

2 thoughts on “¿HAY ALMAS NO HUMANAS ENTRE LOS HUMANOS?

  • Febrero 15, 2017 at 9:48 pm
    Permalink

    Wow that was strange. I just wrote an incredibly long comment but after I clicked submit my comment didn’t appear.
    Grrrr… well I’m not writing all that over again.
    Anyways, just wanted to say fantastic blog!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Realizado por Viviana Espín Ibarra. Diseño y Desarrollo Web.